Prácticas

A los que buscan la paz y la elevación de conciencia

 

« Sólo una práctica regular y cotidiana (sadhana) permite la elevación de conciencia para alcanzar la liberación y la realización. »

Śri Tathāta propone a los iniciados un esquema de práctica adaptada  (sadhana) a cada nivel de iniciación. Esta práctica es personal y ofrece al sadhaka (persona que practica), la posibilidad de alcanzar el más alto nivel de realización de su alma.

A todos, propone una meditación corta para momentos adecuados, para empezar un trabajo de conexión con la energía divina durante las conjunciones, así como la recitación del mantra de la Gayatri.

 

  • Las conjunciones

 

Conjunción, en sanscrito sandhya vandana, es un ritual védico, efectuado en ciertos momentos precisos del día, durante los cuales la Presencia Divina se manifiesta en el mundo terrestre de una forma particularmente intensa. Durante esos momentos, la Presencia Divina viene al encuentro de cada alma.

Hay cinco momentos durante el día, el secreto consiste a conectarse en estos momentos precisos.

  1. El primero es  Brahma muhurta, 2h55 antes del sol naciente.

  2. El segundo durante el amanecer, empezando cuando el cielo se enrojece al este y termina cuando el sol ha salido completamente.

  3. El tercero empieza unos minutos antes del cenit (mediodía) y acaba unos minutos después, mediodía solar.

  4. El cuarto empieza unos minutos antes la puesta de sol y acaba cuando la última luz está a punto de desaparecer.

  5. El quinto ocurre justo a la medianoche, medianoche solar.

Durante estos momentos, tenemos que acoger de forma consciente, esta presencia en nosotros. Empezamos por cerrar los ojos y relajarnos, luego cantar tres (o siete) veces el mantra oṃ. Con la conciencia situada en el tercer ojo, ajna chakra, dejar la Luz bañar nuestros tres cuerpos. Terminar con el mantra oṃ shanti (paz) tres veces.

 

  • Gāyatrī

El mantra de la Gāyatrī (Rigveda II-62-10) puede ser considerado, dentro de todos los mantras védicos, como el más importante. En la tradición, era transmitido en secreto por el Maestro al discípulo el día de la iniciación. Sin embargo, se ha vuelto público desde cierto tiempo. Con el propósito que su recitación puede ayudar un gran número de personas. Es un mantra de iluminación del cual existen múltiples traducciones. Podemos proponer la traducción siguiente, adaptada de unas enseñanzas de Śrī Tathāta del 5 de agosto 2011:

Reconectamos nuestros 3 cuerpos de base (físico, energético, mental) con los planos correspondientes del Universo;
que la energía del sol pueda despertar en nosotros la energía del Supremo (de la cual es el reflejo);

por la meditación invitamos a ese esplendor irradiante a divinizarnos …
… hasta la Inteligencia divina, la completa iluminación.