El Dharma

 

« El objetivo de la Naturaleza es la Divinización perfecta, Madre Naturaleza es un movimiento perpetuo dirigiéndose hacia la perfección. Hemos de entender esa verdad de la Naturaleza para llevar nuestra vida en armonía con ella. »

« El Dharma es el camino que el hombre tiene que recorrer para cumplir la meta de su vida, el principal deber del ser humano es alinear su vida con esa meta. »

 

 

« El Dharma es la autentica esencia de la vida humana en el plano terrestre. Es la energía que sostiene. Es la base para que todo exista en una orden bien definida. El Dharma puede ser considerado como siendo esa orden misma. Podemos entenderlo de una forma simple, por ejemplo: en la semilla, un árbol yace latente, está en el interior. Las flores, las frutas, las hojas, todo se encuentra ya en el interior. El árbol entero está escondido dentro de la pequeña semilla. ¿Cómo crece? Surge progresivamente, crece y el tronco se desarrolla. Las hojas, las flores y las frutas brotan con alegría. De la misma forma, el alma humana puede florecer y realizarse. Para nosotros la semilla es la energía escondida en nuestra alma. Esta energía es el Dharma. Si desarrollamos esta semilla de energía, crecerá y realizará la meta de nuestra vida. El Dharma es el proceso con el cual el florecer de la vida puede ser alcanzado. Actualmente la semilla es prematura. El Dharma es el método práctico para que se desarrolle la semilla al interior del ser humano, para que crezca y alcance la meta final de la vida.»

El papel del ser humano es vivir según el Dharma, convertirse el mismo en Dharma.

 

  • Dharma para todos

« Hay una diferencia entre la religión y la espiritualidad. Las enseñanzas del Dharma por los Rishis – los místicos visionarios de la India - no era una religión. El Dharma es otra palabra para cualificar la «Realidad Última». En este sentido, las enseñanzas de los Rishis eran universales. Las religiones con color de las culturas, sirven de intermediario entre los seres y la Realidad Última. Pero el Dharma trasciende todas las limitaciones, culturas, religiones y abre a una conciencia divina infinita. El Dharma se sitúa más allá de todas categorías y existe para la humanidad entera. Un musulmán, judío o cristiano pueden seguir la vía del Dharma sin renunciar a su religión. La evolución de conciencia pasa por esta práctica universal del Dharma. Cuando practicamos el Dharma, tenemos acceso a los más altos niveles de conciencia. El Dharma es un canto escrito para todos. ¡No hay un Dharma indio o francés! La realidad Última tiene que ser considerada como un Todo. En este nivel de conciencia, todas las distinciones de cultura o afiliación religiosa desaparecen. El Dharma es Uno. La Realidad Última es Una. La Verdad es Una. La felicidad última es Una. » Śri Tathāta 

 

 

  • Dharma sutras

Los Dharma sutras son un conjunto de 49 versículos sagrados, que renuevan la comprensión del Dharma. Este tratado nos enseña de forma práctica las distintas etapas para alcanzar e integrar el divino en todos los aspectos de la vida. Śri Tathāta los recibió directamente del Divino y los reveló al mundo el 21 de enero 1991 en Sarnath, cerca de Benarés.

Śri Tathāta, nos dice que nuestras almas anhelan una vida divina. Nos habla de la necesidad de tomar conciencia de esta aspiración que ha de inspirarnos en nuestras vidas.

Una gran parte de la humanidad es actualmente lista para tomar el camino llevando al cumplimiento de la meta de la vida en la Tierra, sin que sea necesario de volvernos un asceta.

Śri Tathāta declara, cómo el Cristo, que es durante nuestra vida en la Tierra que la transformación ha de realizarse. Tenemos que unirnos a la luz para derramarla mejor sobre todos los aspectos de nuestras vidas y sobre toda la creación. Los Dharma Sutras nos enseñan el camino.

 

"Los que son capaces de integrar en su vida las etapas descritas en los Dharma Sutras pueden transformar sus vidas en una celebración." Śri Tathāta